La Alianza para un Gobierno Abierto

La Alianza para el Gobierno Abierto (OGP, por sus siglas en inglés), es una comunidad internacional voluntaria que promueve que sus países miembros rindan cuentas, sean más abiertos y mejoren su capacidad de respuesta hacia la ciudadanía.

Al ser parte de ella, los Estados trabajan junto con la ciudadanía y asumen compromisos que los hagan más responsables de su gestión con una mejor rendición de cuentas, más transparentes y con una mayor participación ciudadana. Para alcanzar estos objetivos se apoyan en el uso de la tecnología y la innovación.

La Alianza surge en septiembre del 2011, cuando 8 países se comprometen específicamente a incrementar la disponibilidad y acceso a la información sobre la gestión del gobierno, a apoyar la participación ciudadana en la toma de decisiones y la formulación de las políticas públicas, a elevar los estándares de integridad en la administración pública y a incrementar el acceso a nuevas tecnologías que permitan una mejor rendición de cuentas y una mayor apertura de la gestión pública.

Desde ese momento, la Alianza ha ido creciendo y actualmente ya cuenta con 75 países miembros. 

Al adherirse a esta plataforma, los países adquieren un compromiso de trabajar procesos de avance en sus principios de transparencia, participación y colaboración. Estos son procesos que tienen como eje los planes de acción y cumplen un ciclo que incluye la evaluación por parte de un Mecanismo de Reporte Independiente